¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces!

Buscar este blog

Y si quieres enterarte de las novedades...

IMPORTANTE

El blog abre sus puertas de nuevo. ¡Encantado de que nos volvamos a ver!

jueves, 28 de mayo de 2015

Mis silencios

Cada uno de ellos está cargado de significados, de sentidos, de palabras imposibles de pronunciar.
Cada uno de ellos contiene un mensaje, un sentimiento, una historia que contar.
Cada uno es único e irreemplazable, cada uno está hecho para un momento determinado, que solo el destino puede elegir.
¿Distinguibles? No. Solo una persona que me conozca a la perfección, como uña y carne, podría descifrarlos.

Me sumo en un silencio para escuchar, atender, observar a mi alrededor, reflexionar sobre mis problemas, ver qué ideas tontas se me pasan por la cabeza, valorar lo que tengo; no solo en material, sino en amig@sy familia, que son únic@s e irremplazables...

Mis tipos de silencios, pueden llegar a ser infinitos...

Cuando me enfado, creo un silencio que expresa mi frustración y rabia, conteniendo mis emociones, para no llegar a hacer algo de lo que arrepentirse.

Cuando reflexiono, mi silencio me sume en un estado de relajación en el que pienso sobre todo lo que ronda por mi cabeza, desde una idea estúpida hasta un problema.

Cuando estoy cansada, el silencio cae sobre mi, llevándome a un estado de tranquilidad, de reflexión, de paz...

Cuando me han hecho daño, no por fuera, sino por dentro, el silencio me recompone, como si fuese un frágil muñeco de cristal, que se ha roto en miles de pedazos y está buscando la forma para volver a ser quien era antes.

Cuando estoy con algún amig@ o familiar, con ello disfruto de esa persona, la valoro, me doy cuenta de la suerte que tengo de que esté conmigo; escucho y observo para aprender cómo es, si le ocurre algo...

Cuando estoy frustrada, ese silencio hace que me relaje, y saque mi irritación afuera, para recobrar la compostura.

Cuando estoy atenta, me sumerjo en ese silencio, para prestar atención a cada frase, palabra, sílaba, letra; la forma en la que las palabras están enlazadas; la manera en la que las letras se encadenan; su forma, textura... En resumen, cada parte de mí está concentrada en ello.

Cada uno tiene millones de silencios distintos, estos son algunos de los míos...

¿Y, cuáles son los tuyos?

_________

Inés

2 comentarios:

  1. Pueees.... El silencio que se me ha quedado al leer esto.Que genial es. Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar